A través de su cuenta de twitter, el usuario Kazuma Miki reveló que esta recibiendo amenazas de muerte hacia los escritores con los que su empresa, Straight Edge, actualmente esta trabajando.

«Hemos recibido correos electrónicos calumniosos y amenazas de muerte de autores afiliados a Straight Edge. Actualmente estamos trabajando con la Comisaría de Policía de Kanda para tomar las medidas oportunas al respecto. El análisis del registro muestra que la VPN es anónima, pero si el servidor de paso está en Japón, puede ser fácilmente revelado, así que por favor esté preparado.»

Straight Edge hasta el momento trabaja con escritores de renombre como Kazuma Kamachi (Toaru Majutsu no Index, Heavy Object), Reki Kawahara (Sword Art Online, Accel World), Tsutomu Satou (Mahouka Koukou no Rettousei) y Tsukasa Fushimi (Oreimo, Eromanga Sensei) por lo que estas amenazas detallas en el tweet de arriba son de alta preocupación entre los fanáticos.

Para ponerlos en contexto, Kazuma Miki es un ex editor en jefe del sello editorial Dengeki Bunko de Kadokawa que fundó su propia compañía llamada Straight Edge, si bien la empresa fundada por él no es un sello editorial sino una agencia de representación de escritores, similar a a una agencia de actores de voz.

«No sabía que la experiencia que tuve hace unos 10 años regresaría… aunque no quería que volviera a pasar…»

En este segundo tweet, Miki hace referencia a un hecho ocurrido hace 10 años en el que uno de los mismos autores recibían este tipo de amenazas. En aquel entonces, un hombre de 32 años le mando correos electrónicos amenazantes al autor de la novela ligera Ore no Imouto ga Konnani Kawaii Wake ga Nai (Oreimo) y a su editor. Un archivo de aquel entonces dicta lo siguiente.

En septiembre de 2011, el acusado vio el anime “Ore no Imouto ga Konnani Kawaii Wake ga Nai (Oreimo)” y pensó que el personaje Kirino Kosaka era “muy bonito” y se hizo fanático. La lectura de las novelas ligeras lo involucró aún más, pero poco a poco comenzó a sentirse insatisfecho con el número cada vez menor de apariciones de Kirino. Desde los comentarios del autor y del editor, llegó a la conclusión: “Se burlan de Kirino. Es una traición a los fanáticos y a la obra original. Es imperdonable”. Alrededor de octubre de 2011, comenzó a enviar correos electrónicos sarcásticos a la dirección de correo electrónico del autor, que está disponible públicamente en Internet, pero tras no recibir respuesta, fue escalando a correos más amenazantes para llamar la atención.

Fuente: Yaraon